Wednesday, April 7, 2021

Por sus frutos los conoceréis...

La Congregación de Maciel, actualmente llamada Legionarios, publicó un informe que presentaron como “Rendición de cuentas sobre casos de abuso y ambientes seguros”. Se trata de un documento de 31 páginas con muchos espacios en blanco.

 

Después de las introducciones, los preámbulos, los resúmenes y encuadres históricos, el “informe” inicia en la página 12. En total son 10 páginas dedicadas al informe (sin contar el anexo al cual hacemos referencia más adelante), de las cuales las primeras dos páginas son una síntesis además de que dedican 3 páginas a justificar porqué exponen los nombres de algunos abusadores y por qué en algunos casos usan números.

 

En definitiva, el informe son sólo 5 páginas… pero su contenido es aún menor.

 

Honorable Don Saúl Barrales Arellano

   
 

Llenar páginas con repeticiones

 

El “informe” inicia citando “Conversión y Reparación” y  “Proteger y Sanar” que establecen el camino para:

·         prevenir abusos sexuales

·         para responder denuncias

·         para atender a las víctimas y

·         para supervisar a quienes han cometido abusos

 

Evidentemente falta añadir “para revisar la actuación de quienes tenían responsabilidades en la protección de menores”. Pero como el párrafo sólo dice  lo que enseguida se menciona nuevamente en incisos, omitimos mayor comentario.

 

Después de listar en el párrafo los compromisos, ahora los exponen como incisos con una breve presentación de cada uno. Cada inciso a su vez reenvía al lector al informe propiamente dicho en las páginas subsiguientes. Para evitar esa forma de prolijidad  comentaremos sólo una vez cada cosa:

 

Atención a víctimas

 

El primer párrafo del “informe” sobre atención a víctimas se reduce a decir que cuentan con la colaboración de Eshmá.

 

En el siguiente párrafo repiten que se ha establecido una colaboración con Eshmá. El párrafo incluye una descripción de Eshmá y luego presenta los servicios de Eshmá, casi como si fuera un inserto pagado. Tanto es así que la página web de la asociación establece 6 puntos de apoyo, los cuales están incluidos como parte del “informe”.

 

El tercer y último párrafo del “informe” sobre atención a víctimas dice que los Legionarios han continuado con ayudas económicas puntuales a diversas víctimas. Después añaden que han realizado un estudio sobre las mejores prácticas para la reparación.

 

¿En síntesis qué informan sobre atención a víctimas?

 

1.       Están en contacto con una institución llamada Eshmá

2.       Han entregado algunos sobrecitos, no se sabe ni cuántos ni a quiénes ni montos

3.       “Estudiaron” lo que otras organizaciones han hecho.

 

Es decir, en todo un año no han hecho NADA en lo que se refiere a atención a víctimas. Analicemos:

 

Incluir en un informe que establecieron una colaboración con un organismo independiente para que terceros acudan a él es informar nada… a menos que ellos hubieran impulsado la creación de Eshmá. ¿Por qué habría que haber un acuerdo de colaboración si la relación es entre la víctima y la organización? ¿Acaso recibe comisión por cada víctima de legionarios que atiende? ¿para que un acuerdo? ¿para compartir información? ¿qué no es anónima?

 

La siguiente cosa que informan es igualmente etérea y usa un lenguaje equivocado, quizás conscientemente equivocado. Analicemos:

 

Los Legionarios “han continuado”; están implicando que desde que Velasio de Paolis estableció la comisión de víctimas, no han cesado de atender a las víctimas en el rubro económico, lo cual es falso.

 

Los Legionarios han continuado “aportando ayudas”; están implicando que se trata de un acto de generosidad pues se trata sólo de una ayuda, no de un deber de reparación. Ayudas económicas puntuales y ayudas terapéuticas puntuales. Ambas cosas son erróneas pues no se trata de ayudas.

 

Repetimos, en definitiva los legionarios no han hecho NADA en cuanto a atención de las víctimas. Es evidente que por motivos de discreción no se revelan los nombres de las víctimas ni los montos particulares que han erogado como reparación del daño causado. Pero no hay informe sin cifras económicas. Decir que se ha entregado cierta ayuda a ciertas víctimas es informar nada.

 

Los Legionarios se abstienen de mencionar el monto erogado para reparación de víctimas en 2020 por tres motivos.

 

Primero, porque es ridículamente pequeño

Segundo, porque aleja a los pocos bienhechores que quedan.

Tercero, porque no ha aceptado que tienen un deber de reparación en justicia

 

Tristemente el día de Pascua, nuestro compañero, el Honorable Saúl Barrales, conocido como el hermano caridad, pasó a la Casa del Padre sin haber encontrado justicia en este mundo por el daño recibido. Y eso que era una víctima pública, conocida. La prensa y las redes sociales habían mediatizado la falta de justicia y reparación. ¿Qué será de las demás miles de víctimas anónimas que no tienen presencia pública?

 

Revisión y actualización de casos

 

El siguiente inciso del informe informa de la “actualización” de casos y del estatus canónico o civil de dichos casos… Los “casos” sólo los conocen los mismos legionarios y no hay ninguna comisión independiente que verifique la información, ni su veracidad, ni su amplitud ni su exactitud. En esto hay que ser muy claros como ya lo han destacado distintos medios. La Congregación ha mentido reiteradamente, incluso pagando declaraciones notariadas falsas, ¿por qué ahora estarían diciendo toda la verdad? ¿por qué no publican la información completa y sólo presentan sumarios? ¿por qué no permiten que una comisión mixta independiente verifique la autenticidad, amplitud y veracidad de la información?

 

El informe no informa nada en el inciso B titulado “Revisión de los casos del Informe 1941-2019 y actualización de datos”; sólo explica o mejor dicho justifica la segunda revisión de los casos presentados en 2019… en dos casos no se trató de un abuso  sexual de una persona menor de edad. No aclaran si ¿fue abuso sexual de un mayor? Dos casos, ¿cuáles? Un reporte así, no tiene sentido. Hablan de 2 casos que no fueron abuso de menores… ¿y si fue sólo uno o fueron seis? ¿qué diferencia hace? Como informe no contiene información.

 

 

Publicación de nombres

 

El documento no informa sobre la publicación de nombres, sino que justifica y explica los motivos de la publicación de nombres.

 

La publicación de nombres por “parte de los directores territoriales” ocurre el mismo día del informe; es decir, no es algo que se realizó durante el año. Más bien debido a la presión que ejerce legioleaks y otros lugares acerca del silencio y la demagogia legionaria en el tema de los abusos, se apresuran a hacer algo para tener algo para informar. Como hemos visto lo de atención a víctimas es prácticamente nada, lo mismo que la actualización de datos.

 

En este sentido es indicativo que el informe cite a un legionario que fue vocero de la Congregación hablando de transparencia cuando su período se caracterizó precisamente por la falta de trasparencia[1]

 

La publicación y el reconocimiento de los casos de abuso ha sido una petición reiterada por víctimas y exmiembros. La Congregación de Maciel lentamente cede a la presión de la verdad y comienza a publicar listas parciales, filtradas y peinadas.

 

El principio de que el bien común prevalece siempre sobre el bien particular justifica el derecho que la sociedad civil y eclesiástica tiene derecho a defenderse del injusto agresor. Todo abusador o depredador sexual es un injusto agresor.

 

Decir que sacerdote 01 o sacerdote 90 abusaron en la década de los 80s es decir nada. Publicar que Juanito, Jaimito o Jorgito fueron abusadores en la década de los 90s es decir muy poco y sólo están atendiendo un aspecto (no el principal) de la publicación de nombres.

 

Justificar el ocultamiento de los nombres es igualmente uno de los sofismas más legionarios que existe, porque dice el informe “Los directores territoriales han publicado la relación de los casos de abuso sexual de menores (…) en los países que hoy forman parte de sus respectivos Territorios”. Pero al inicio del documento anotaron: “El presente Informe anual ha sido elaborado por la «Comisión Interáreas» de la Dirección General de los Legionarios de Cristo que reúne a los responsables de la Secretaría General, el Área de vida sacerdotal, el Área de ambientes seguros y la Oficina internacional de comunicación. La publicación fue autorizada por el director general, habiendo escuchado el parecer favorable de su Consejo.”

 

Es decir, no se trata de algo realizado por los territorios ni bajo la mirada de un organismo independiente o bajo las leyes de cada país donde ocurrieron los hechos. Toda la investigación fue coordinada y realizada principalmente en Roma bajo leyes de privacy que la Congregación se da a sí misma (por ejemplo el acceso a informes con contenido de fuero interno).

 

Los llamados “territoriales” publican un puñado de nombres justificando su falta de trasparencia con principios éticos y leyes de privacidad locales.

 

Falta de transparencia

Los legionarios piden credibilidad, pero en el mismo informe actúan con doble estándar y falta de trasparencia.

 

Si todo se analizó en Roma, ¿por qué no publican bajo las leyes de privacidad europeas?

 

Si están publicando los datos en una página web que reside en Virginia, USA ¿por qué no seguir las leyes de privacidad norteamericanas?

 

La página web de los legionarios donde publicaron algunos de los casos sin nombre, no está en México, ¿por qué seguir las leyes de México?

 

Los legionarios citan (en la publicación de nombres en México) leyes federales de México y leyes del Estado de México, ¿por qué no citan las leyes de protección de datos de Thailandia que son de las más restrictivas en el mundo? El hecho de que Alberto Simán resida en el Estado de México (Huixquilucan) ¿es motivo suficiente para acogerse a esas leyes por algo que otro grupo de personas publicó en Virginia, EUA?

 

Es una práctica hipócrita; tal como lo decía el wannabe DG, Sylvester Heerman: “todos lo hacen” y por tanto es “ético” jugar con las leyes a beneficio de la propia organización… aunque sea inmoral.

 

La investigación fue realizada en Italia y los datos fueron publicados en Estados Unidos, es un acto de hipocresía citar leyes de privacidad del Estado de México.

 

 

Esclarecer responsabilidades

 

El inciso D en el primer párrafo “informa” un número de “Proteger y Sanar”; es decir, no está informando nada, está repitiendo lo que ya habían publicado.

 

En el segundo párrafo “informan” que consultaron a un juez canónico de la Ciudad de México para el caso de la actuación de los Superiores y del Obispo Prelado en el encubrimiento de Fernando Martínez Suárez.

 

Después informan que han informado al Vaticano de la actuación de los Superiores en algunos casos que han reportado. ¡Qué gran informe!

 

Además informan que han puesto un puntito rojo en la lista de los abusadores donde la actuación de los Superiores debe ser revisada, ¿es en serio?

 

Es decir, NO han hecho nada en este rubro tampoco.

 

Este es el aspecto sobre el que habrá más hipocresía y que siempre presentarán como algo marginal. Al día de hoy no ha habido NINGUNA declaración oficial sobre el esclarecimiento de responsabilidades.

 

Los legionarios, como haría el wannabe DG, Sylvester Heermann intentarán jugar con las leyes vigentes y las pasadas haciendo malabarismos entre lo civil y lo eclesiástico. Siendo que son legionarios seguidores de Marcial Maciel, jamás habrá un juicio moral sobre los actos de los Superiores.

 

El mejor ejemplo es el encubrimiento y obstrucción de la justicia del prelado emérito Jorge Bernal Vargas. La Congregación de Maciel jamás aceptará la inmoralidad de aquellos actos. Del mismo modo que el actual superior general, John Connor, jamás aceptará que ha prostituido el lenguaje para minimizar el abuso sexual.

 

 

Políticas de ambientes seguros

 

Al parecer en este rubro sí hay cosas qué informar. El contenido de los párrafos la poca introducción y la declaración de los pasos dados de forma directa y sencilla muestran que no tienen qué rebuscar la redacción puesto que sí hay contenido para informar. En síntesis: Revisaron los organigramas, contrataron 4 laicos como responsables para 4 distintos territorios y un laico como asesor general y establecieron juntas de revisión de casos en tres territorios.

 

El aspecto negativo de esto es que siguen usando a la agencia que hace negocio con el riesgo de las personas vulnerables. Praesidium Inc la empresa norteamericana con que han justificado algunas de sus acciones contra las víctimas[2] acreditará los distintos territorios.

 

 

Terapia para los depredadores

 

El documento informa que han buscado terapia psicológica para los depredadores sexuales legionarios; hablan con generalidades aludiendo los principios obvios en lugar de informar. No dicen cuántos depredadores han ingresado en clínicas ni qué clínicas han sido. Como parte de un informe los datos proporcionados equivalen a nada.

 

Congregación construida sobre el daño irreparable a otros


 

Las demás víctimas

 

En legioleaks han destacado cómo la Legión atravesó sus primeros 80 años de historia dejando una estela de víctimas y cadáveres. Con gran sufrimiento, creando divisiones internas, después de mucha presión externa han logrado publicar un informe con el mínimo de datos acerca de víctimas sexuales indiscutibles.

 

¿Cuál será la esperanza de las demás víctimas si así tratan a quienes explícitamente así han violentado? El maltrato psicológico, el abuso de conciencia, el daño a las familias, ¿alguna vez será afrontado por la Congregación de Maciel?

 

Si en los primeros siglos se reconocía a los cristianos por la vivencia de la caridad (Carta a Diogneto), ahora podemos ver por la falta de caridad y de justicia que la obra emprendida por el depredador serial Marcial Maciel, no es de Dios por más que se publiquen ensayos sobre “fundadores indignos” y la “búsqueda del carisma perdido”[3].

 

¡¡¡ Por sus frutos los conoceréis !!!  (Mt.7,15)



[1] No es de extrañar pues procede de una familia de políticos vinculados al viejo partido dominante en México.

[2] Recordemos el caso de Ashley y Martin Pollock. Según el comunicado de prensa de los Legionarios. Praesidium analizó el caso y dijo que el abuso era creíble pero al mismo tiempo dijo que no procedía… non sequitur.

[3] Raiders of the lost charism

Friday, March 26, 2021

Un español en la lista de legionarios norteamericanos abusadores

Preámbulo

 

Los legionarios siguen respondiendo a la prensa. Saben que la mayoría de los periódicos sacarán una nota veloz sintetizando en un par de encabezados el documento que presenten. La nota sensacionalista es un determinado número de pedófilos algunos de los cuales la Congregación de Maciel presenta con nombres y apellidos.

 

Cualquier persona con un poco de formación y un poco de criterio verá que el documento es más una apología que un informe y que hay varias incongruencias en los mismos contenidos. Pero quienes siguen un poco más de cerca este fenómeno socioreligioso podrán constatar que el documento presenta como nuevas algunas propuestas que habían sido promesas hace más de diez años. Promesas incumplidas.

 

Los nombres que presenta la Congregación corresponden a religiosos que han cometido abuso sexual en la Congregación. Al menos así lo declaran.

 

En la revisión que hasta el momento ha hecho el Equipo de Liberabit Veritas, los nombres y casos presentados corresponden a la realidad, aunque como se ha destacado en muchos lugares la lista está incompleta.

 

Óscar Turrión


 

El caso Turrión

 

El caso de Óscar Juan Turrión Pablos no puede ser semejante ni al de Jeremy Spillane ni al de Timothy Meehan. Más adelante presentaremos otra reflexión al respecto. Por ahora sólo destacamos la “presentación” que hacen los legionarios de cada caso. El primer dato que dan es que ya no son legionarios, que dejaron al Congregación; después dan la fecha de cuando recibieron la denuncia/reclamo para luego especificar. Se trata de un proceder mezquino. La imagen de la institución es lo que se privilegia.

 

Óscar Turrión es de origen Español a diferencia de los otros mencionados en la lista norteamericana. Fue seminarista menor en Norteamérica; hizo su noviciado en Cheshire (bajo la guía del pedófilo Guillermo Izquierdo RIP).

 

Aunque los grupos no eran numerosos, fueron varios los menores que, siguiendo el sistema de Maciel, fueron desarraigados de su lugar de origen y llevados a muy temprana edad a otro continente.

 

Alguno de los que regresó a su familia después del noviciado, incluso llegó a presentar problemas de comunicación pues casi habían olvidado el castellano. El dato no es menor. Óscar Turrión Pablos inició el noviciado a la edad de ¡¡16 años!!

 

La irregularidad canónica es otra más de las anomalías con las que los legionarios han reclutado y realizado nombramientos.

 

Óscar Turrión llegó a la apostólica con ¡¡12 años de edad!! Y emitió su profesión religiosa a los 17 años de edad (faltando un mes y 5 días para la edad canónica requerida). En su expediente no consta ningún documento de dispensa para la profesión… otra anomalía más, su profesión religiosa fue inválida.

 

Más allá de la problemática legal que siempre arrastra la Congregación; es sumamente preocupante que un adolescente de 14 años sea sometido a un régimen de vida religiosa en una comunidad no sana bajo la guía de un depredador serial.

 

La Congregación ahora publica dos nombres de abusadores formados por un depredador sexual, ¿cuántos más hay?

 

Si tenemos en cuenta que entre 1980 y 1995 Guillermo Izquierdo Carreras atendió regularmente a más de 300 novicios de los cuales al menos un tercio continuó en la legión incluso en las etapas formativas superiores… ¿cuántos más pedófilos suscitó en la Congregación?

 

Pedófilo y Maestro de Novicios


 

Óscar Turrión regresó a España para continuar su formación, segundo año de noviciado y juniorado. Posteriormente inició la filosofía en Roma y fue destinado a lo que los legionarios llaman “prácticas apostólicas” al seminario menor de Center Harbor en el verano de 1989.

 

Falsedad de declaraciones

 

Turrión realizó sus “prácticas apostólicas” cumplimentando el trienio establecido. Regresó a Roma para continuar sus estudios de filosofía.

 

De acuerdo con la declaración “2021 Update on Abuse Cases in the North American Territory”; Turrión abusó de un seminarista menor el cual reportó el hecho al rector que ese entonces era Eduardo de la Torre Gutiérrez[1] y fue inmediatamente removido del cargo, dice textualmente el documento legionario: “the then-student had, at the time, reported the incident to ICAS’ rector and because of this, Turrión was immediately removed from his position”.

 

Las fechas no corresponden a la declaración. Turrión completó sus tres años de prácticas apostólicas, regresó a Roma y posteriormente fue nombrado reclutador de menores en España. En ningún momento fue removido del cargo por la acusación. De hecho, a diferencia de otros abusadores[2] no hay modificaciones en la trayectoria de Turrión.

 

¿Miente Praesidium Inc o miente la Congregación de los Legionarios?

 

En 2019 la Congregación de Maciel recibió una acusación contra Óscar Turrión Pablos por un hecho ocurrido al inicio de los 90s. La agencia de riesgos Praesidium investigó; nadie verificó la investigación[3]. Según la investigación de Praesidium, Turrión fue removido inmediatamente del cargo debido a la acusación… Pero Turrión no fue ni removido inmediatamente ni debido a ninguna acusación; Turrión concluyó su periodo y regresó a Roma en el verano de 1993.

 

El seminario menor de Center Harbor no fue el único lugar donde Turrión estuvo en contacto con menores. El “update” de los legionarios menciona el nombramiento de rector del seminario en 2014 excusando a la Congregación por no haber considerado suficientemente la naturaleza del abuso cometido.

 

Son precisamente estas frases las que muestran la mezquindad de la Congregación, su falta de sinceridad y cómo pretenden comunicar lo que menos les pueda afectar la imagen. Dice textualmente: “When the issue of his appointment as rector of a seminary for future diocesan priests in Rome arose in 2014, the nature of the abuse was not sufficiently considered.”.

 

Si la acusación es de 2019, ¿por qué excusar un nombramiento en 2014?

Si se sabía desde el año 1990, 1991, 1992 ó 1993 de la acusación, ¿por qué entonces Turrión tuvo más puestos donde era directamente responsable de menores?

·         1996: Reclutador vocacional de menores en España

·         2003: Auxiliar en el ECYD en Tamaulipas

·         2003: Capellán del Irlandés de Nuevo Laredo

 

¿Por qué el “update” no menciona que “when he was appointed in contact with minors in 1996 and 2003 the nature of the abuse was not sufficiently considered…”? ¿Acaso fue Praesidium quien revisó la redacción del documento para que el riesgo legal fuese menor?

 

Staff de la agencia de riesgos, según información pública


 

Otra vocación inducida

 

En una reflexión previa (“El Discernimiento LCRC” diciembre, 2017)[4], el Equipo de Veritas explícitamente mencionó el caso de Óscar Turrión.

 

Habiendo ingresado a la Congregación en la primera pubertad, la conciencia y visión del mundo de Óscar fue modelada según el parecer de los Superiores legionarios.

 

Óscar sabía que el sacerdocio no era su camino y así lo expresó. Atentos a la redacción del “update” de los legionarios, dicen textualmente: “he was allowed by the Congregation’s founder and general director to continue with his studies

 

La culpa siempre es de otros, refería la reflexión sobre el caso de Timothy Meehan. El “update” legionario dice que la culpa fue de Marcial Maciel quien permitió  que Turrión continuara.

 

A Óscar no se le “permitió” que continuara; sino que en realidad NO conocía otro camino. Los tiempos son muy indicativos. Fue ordenado diácono en el año 2000 y meses después recibió la ordenación sacerdotal en el año 2001. Debieron de ser meses de muchas emociones para Turrión, porque poco después acogería su primer hijo.

 

En efecto, la ordenación sacerdotal y el enamoramiento de Turrión son eventos paralelos. ¿Puede esto ser imputado al individuo? Se supone que al ser religioso y tener formación teológica en uno de los “mejores” ateneos de Roma, sabría distinguir lo que era contrario a su voto de castidad y al celibato sacerdotal.

 

Las declaraciones del Superior territorial en España, Jesús María Delgado sobre Óscar Turrión, muestran que el hijo no fue un “accidente” fruto de una calentura del religioso.

 

Óscar Turrión anunció a los superiores que era papá por segunda vez cuando era aún era rector del seminario en Roma (y circulaban cartas firmadas por él pidiendo donativos).

 

Con el infantilismo que caracteriza a los Superiores, enviaron a Turrión a “un periodo de discernimiento” que consistía en cambiar pañales y ayudar a su mujer en el periodo postparto. Después fue dimitido de la Congregación; nada en su trayectoria habla de abuso sexual.

 

El Equipo de Liberabit Veritas no niega el abuso sexual por parte de Turrión; de hecho dadas las circunstancias es muy posible que éste sí haya ocurrido. Lamentablemente no hay una investigación independiente que pueda determinar la veracidad de los hechos. Lo que sí queda claro es que la Congregación sigue ocultando información y exponiendo aspectos parciales para aparentar cierta transparencia.

 

El daño que lleva encima Óscar Juan Turrión Pablos es tan grande como el abuso sexual. Fue despojado de su niñez desde temprana edad y fue manipulado para ver el camino legionario como única opción de vida.

 

Los legionarios dicen que han prestado ayuda a la víctima (de Turrión); ahora preguntamos, ¿Qué ayuda van a proporcionar a las víctimas de la Congregación?



[1] Eduardo de la Torre es el mayor de los 5 hermanos de la Torre Gutiérrez que fueron reclutados en Jalisco; además Ángel de la Torre Franco tiene parentesco directo con ellos. De los 5 hermanos actualmente en la Congregación de Maciel sólo quedan Eduardo y Sergio (el mayor y el menor). Óscar fue uno de los acompañantes de Maciel en sus últimos días. Abandonó la Congregación meses después de la muerte del Pedófilo Fundador sumido en una profunda crisis emocional.

[2] Por ejemplo podemos ver que John O’Reilly dejó el cargo de director de colegio incluso a mitad del año académico y fue trasladado inmediatamente a otra ciudad; Fernando Martínez fue trasladado de continente al igual que Reséndiz.

[3] Por los testimonios de las víctimas públicas del depredador sexual Fernando Martínez conocemos los estándares de investigación y el bajo nivel de profesionalidad de la agencia de riesgos Praesidium.

[4] http://liberabitveritas.blogspot.com/2017/12/discernimiento-lcrc.html

Wednesday, March 24, 2021

"La vida sigue igual"

Hace 11 años prometieron lo mismo

 

En las páginas 13 y 19 en “Informe Anual 2020:  Verdad, justicia y sanación” la congregación habla de las investigaciones que tendrán lugar sobre los “presuntos casos de encubrimiento o negligencia grave”.

Es verdaderamente extraordinario que no hayan pasado dos cosas sencillas en relación con estos casos de encubrimiento o negligencia:

 

1.      La primera cosa que ya debería haber pasado es que los mismos involucrados hayan ofrecido una disculpa pública por haber participado en el encubrimiento. Ellos saben perfectamente quiénes son. Todos los abusadores tenían rectores, superiores y directores territoriales que no solamente fueron informados por los mismos legionarios abusadores de sus actos, sino que movieron a los abusadores de lugar en lugar y en algunos casos motivaron a los abusadores a seguir adelante hacia la ordenación sacerdotal. Si es verdad que los miembros de la congregación se han dado cuenta de la gravedad del daño que han hecho a las víctimas, seguramente pueden dar este sencillo paso de identificarse sin que se tenga que hacer una investigación.

2.      La segunda cosa sencilla que la congregación podría haber hecho desde hace tiempo, si realmente hubiese roto con el pasado y optado por un camino de transparencia, es haber removido a todos los superiores que estuvieron involucrados en los encubrimientos de posiciones de gobierno o de dirección de almas. No se necesita hacer ninguna investigación externa, solo tienen que ir a sus propios archivos y ver quiénes fueron los superiores de los abusadores.

 

 

La pregunta es entonces ¿por qué estos pasos sencillos no se han dado? ¿por qué nadie ha tenido que aceptar responsabilidad por la negligencia y el encubrimiento? Hace 11 años la Legión prometió solemnemente exponer a los culpables en su comunicado del 25 de marzo de 2010:

 

Si resultase que ha habido alguna colaboración culpable, actuaremos según los principios de la justicia y caridad cristianas responsabilizando de sus hechos a estas personas”.[1]

 

El “Informe Anual 2020” no tiene como finalidad ni revelar la verdad, ni hacer justicia ni sanar a las víctimas. Este documento es un paso más en el intento de salvar a la congregación. No hay un cambio de cultura interna pues la legión sigue creyendo que produciendo palabras empáticas bastará para arreglar la situación pero sin tener que realizar acciones concretas o asumir responsabilidades individuales. El “Informe Anual 2020” es más de lo mismo. Vuelve a  prometer lo que ya se había prometido hace una década.[2] En verdad la vida sigue igual.

 



[1] https://www.regnumchristi.org/es/comunicado-las-presentes-circunstancias-la-legion-cristo-del-movimiento-regnum-christi/

[2] https://www.0abusos.org/wp/wp-content/uploads/2021/03/Informe-2020-legionarios-de-Cristo-verdad-justicia-y-sanacion-abusos-victimas-ambientes-seguros.pdf