Tuesday, April 2, 2019

Otra Joyita del collar legionario



Toda una trayectoria en la obra fundada por Marcial Maciel; perteneció al ECYD y fue apostólico. Ingresó al Noviciado de la Legión en 1985 con apenas 16 años. Procedente de Valencia (España) emitió su primer profesión religiosa tres meses antes de la mayoría de edad.

Nunca brilló mucho por grandes cualidades intelectuales, pero… extremadamente dedicado y comprometido, con un sentido organizativo muy agudo y grandes dones de mando… No fue hecho superior, sino administrador.

Prácticamente toda su trayectoria en la Congregación ha sido administrador. Hombre de confianza del mismísimo Maciel, de Corcuera y de Garza Medina…

José Félix Ortega de la Fuente es la siguiente joyita del sistema legionario en salir.

https://www.regnumchristinyctnj.org/index.php/get-to-know-us/legionary-priests/fr-jose-felix-ortega-lc/


Al igual que Sotres, Ortega de la Fuente fue uno de esos legionarios no muy “famosos” pero que gestionan desde “adentro” la Congregación. Aparece citado en las deposiciones del caso Mrs. Mee, y también citado en el libro El Imperio financiero de los Legionarios, fue el supervisor-constructor de los grandes centros en Brasil (a pesar de residir en Thornwood), gestionó la compra de las propiedades en Florida y participó en los trámites cuando la defunción de Maciel, etc.

A partir de febrero 16 de 2019, oficialmente tiene el mandato de dos parroquias en el Bronx, NY aún como legionario mientras se formaliza su incardinación.

Sunday, March 3, 2019

Simonía Legionaria


Aunque la iniciativa ya tiene tiempo y ya se había hecho mención a ella en Legioleaks, sobre todo por la recaudación que hacían en Alemania, recientemente la página oficial de la Federación RC destacó el tema en su portada.

Se trata de recaudar dinero ofreciendo encomendar intenciones en la celebración de la Eucaristía, lo cual es una forma de siomonía







La simonía es la pretensión de comercio (compra o venta) de lo espiritual mediante bienes materiales. Así por ejemplo lucrar con los Sacramentos. El nombre viene de la reprobación que hizo San Pedro Apóstol de Simón (llamado el Mago) en los hechos de los apóstoles (Hech.8,18ss) a Simón que pretendió pagar plata para que le impusieran las manos y tener el poder de obrar milagros. San Pedro le respondió: «Que tu plata perezca contigo, porque pensaste que podías obtener el don de Dios con dinero. No tienes parte ni suerte en este asunto, porque tu corazón no es recto delante de Dios.»


La tentación de simonía existe desde los orígenes de la Iglesia y ha habido épocas y grupos a lo largo de la historia que han manchado más a la Iglesia con esta forma de avaricia. Y es que la Simonía puede ser muy descarada o muy sutil. Por eso la Iglesia ha sido muy cuidadosa incluso en la redacción de los términos legislativos que tienen que ver con el tema.

Dice el canon 945[1] que el sacerdote que celebra una misa por una intención, puede recibir una ofrenda (llamada estipendio[2]) el párrafo siguiente del mismo número dice que encarecidamente se recomienda (expresión inusual en un texto legislativo) no recibir estipendio de los pobres.

El número 947[3] dice «En materia de ofrendas de Misas, evítese hasta la más pequeña apariencia de negociación o comercio.».

Los legionarios y en este caso el grupo llamado Regnum Christi que es quien lo está publicitando, incurren en diversas violaciones si no es que incluso en simonía en algunos aspectos.

  • La forma como se publicita el “servicio” de intenciones con el eslogan “una misa por ti” es una banalización de algo sagrado.
  • La intención en la misa se vuelve un producto de consumo.
  • Despersonaliza la participación en la Sagrada Eucaristía, la cual se convierte bajo el esquema legionario en parte de una cadena de producción.
  • Se trata de una violación directa del canon 947 (ver imágenes de cálculo de precio)
  • El estipendio, según el canon 945 es voluntario; en la página legionaria se presenta como un servicio de consumo por el que hay que pagar.


Precio por 3 misas

Precio por 27 misas


Además de lo anterior hay otros elementos que salpican con más azufre el modo como los legionarios “usan” los sacramentos. Piden donativos a cambio de celebrar una Misa (ver imagen inferior). Si eso no es simonía, entonces San Pedro no reprendió a Simón el Mago.




En la imagen anterior se aprecia cómo los legionarios siguen engañando y proporcionando información falsa. Los datos que presentan como gastos de un seminarista no coinciden con la relidad.


Manejo de los recursos

El derecho canónico establece que el sacerdote que celebra la misa es quien obtiene el estipendio; por ejemplo si un sacerdote recibió un estipendio para celebrar una misa y no puede celebrarla, debe entregar el estipendio a quien la celebrará.

En el caso de los sacerdotes que son religiosos, el estipendio se entrega al superior. En el caso de un servicio de misas e intenciones por internet, ¿quién recibe el estipendio?

Ante esta pregunta, los legionarios responden con el sofisma de la economía centralizada; es decir, sus normas particulares están por encima del derecho común.


Causas

Se ha especulado que el verdadero carisma del grupo fundado por Marcial Maciel es la metodología. Esta iniciativa “Una Misa por ti” responde más a una metodología que a una experiencia espiritual.

Otra de las características del grupo de Maciel es su obsesión por la recaudación económica. La iniciativa se llama una Misa por ti, pero en realidad la intención de la misa sólo es el motivo de la recaudación (lo cual constituye simonía) y eso se ve con claridad porque además del dinero para pagar la intención, también piden donativos… y la iniciativa está gestionada por un “apostolado”[4] llamado “ProBECA”

ProBECA, organismo para el cobro de donativos


“La falta de formación no se suple con nada” (CNP 93)[5] decía Maciel. Si los legionarios tuviesen una adecuada formación y los pertenecientes a su federación también; entonces iniciativas como esta se encausarían correctamente destacando el valor de la Misa y no el valor del dinero.


[1] Can. 945 — § 1. Secundum probatum Ecclesiae morem, sacerdoti cuilibet Missam celebranti aut concelebranti licet stipem oblatam recipere, ut iuxta certam intentionem Missam applicet.
§ 2. Enixe commendatur sacerdotibus ut, etiam nulla recepta stipe, Missam ad intentionem christifidelium praecipue egentium celebrent.

[2] Del latín: stip – pago y pendere – colgar.
[3] A stipe Missarum quaelibet etiam species negotiationis vel mercaturae omnino arceatur.
[4] Los legionarios han devaluado la palabra “apostolado”.
[5] Texto atribuido a Marcial Maciel en una de sus cartas; 15 de julio de 1949.

Saturday, January 19, 2019

Carlos Lujan: La Legión da la cara


Nuevo caso en que los Legionarios escandalizan a la sociedad y vuelven a denigrar el sacerdocio católico. Ahora fue una persona de Tijuana, Baja California en México, ordenado sacerdote y miembro de la Congregación fundada por el escandalosísimo Marcial Maciel. Carlos Luján miembro de la Legión desde 1990; es decir, desde hace casi 30 años.

Legionario huyendo de un accidente
Foto tomada del video publicado en Legioleaks


¿Por qué se emborracha un sacerdote? Generalmente por soledad o por afectividad mal encaminada; pero Carlos es miembro de una congregación “religiosa” y vive en comunidad…

La irresponsabilidad de esta persona en conducir en aparente estado etílico.
La irresponsabilidad de esta persona al provocar un accidente y no afrontar las consecuencias.
La irresponsabilidad de esta persona en huir embistiendo a quien le pedía el alto.

Desde “Veritas Liberabit Vos”, le decimos al agraviado que pasó a ser una más en la innumerable lista de víctimas de la Legión. Si bien, su daño fue menor.

Que el agraviado no espere que la Legión dé la cara; porque no lo ha hecho con centenas de víctimas que han padecido otro tipo de daños algunos muy graves.

Eduardo Robles Gil Orvañanos, el actual sucesor del pedófilo Maciel escribió en una carta el 4 de agosto de 2016 a quienes hacían “ejercicios espirituales”; en dicha carta, Robles Gil dice que la Legión da la cara por sus sacerdotes.









Más allá del escándalo con que nuevamente la  “Congregación Maldita” lastima a la Iglesia y a la Sociedad; debemos preguntarnos por la situación de la víctima-escandalosa: Carlos Ezequiel Luján Valladolid. Posiblemente se trata de otra (otra más) vocación inducida pues fue reclutado de entre los estudiantes de licenciatura en Monterrey.[1] Concluyó la licenciatura antes de ingresar en la Congregación; pero ya en ella, la mayor parte de su actividad ha sido como capellán de distintos colegios, hasta que fue trasladado a la Anáhuac Poniente para tapar otro escándalo y de allí fue promovido como director del Cumbres, al grado que la misma Legión ha usado su imagen con eslóganes como “Aprendiendo a cambiar el mundo”, cursos en Harvard y demás.

¿Estos son directores de colegios?


¿Cuál debe ser la situación interior de Carlos Luján para dejarse llevar a ese estado inconveniente? Y ahora además la tremenda cruda moral que tendrá pues vuelve a manifestar a la Sociedad la verdadera naturaleza de los legionarios.




[1] Muchos reclutadores legionarios han cumplido con sus metas al incorporar al candidatado a jóvenes estudiantes del ITESM (centro universitario tecnológico de Monterrey)