Tuesday, December 1, 2020

Maciel y McCarrick invitados a las Bodas de Caná en el Vaticano

 

El 1 de mayo del 2010 el Vaticano publicó un comunicado sobre la visita apostólica a los legionarios de Cristo[i]. El mismo documento informa que se habían realizado más de mil entrevistas, se habían leído centenares de testimonios escritos; además agradece las contribuciones de obispos, consagrados y laicos.

 El comunicado por un lado nota el trabajo ingente y diligente de parte de los visitadores para luego minimizarlo en los párrafos subsiguientes. Todo el esfuerzo de los investigadores quedó reducido y abreviado en 1030 palabras (sin el título). Se considera la síntesis del siglo; miles de horas de conversaciones, muchas lágrimas, años de suplicio y de dolor, décadas de corrupción, de sobornos y de encubrimiento quedaron convenientemente recopilados en 1030 palabras. Es el milagro de Caná pero al revés; la conversión de cantidades industriales de vino en unas gotitas de agua insípida.  La maquinaria eclesiástica, tan hábil en producir encíclicas, cánones y bulas sobre las faltas y pecados ajenos, solo encontró material suficiente para redactar dos miserables hojas sobre el embustero religioso más conspicuo del siglo XX.

 

Bodas de Caná según "El Veronés", pero al revés

 

¿Cómo pudo la Iglesia creer que un informe de 1030 palabras iba a explicar lo que en sustancia era la crisis de credibilidad del catolicismo a inicios del nuevo milenio? ¿Cómo pudo suponer que en tan pocas palabras iba a responder a las miles de preguntas que surgían al revelarse la vida y los atropellos de Maciel?

 El documento, sin pretenderlo, refleja la cultura paternalista, elitista y disimuladora del Vaticano. De las 1030 palabras sólo 176[ii] se utilizan para exponer el más infame de todos los depredadores célebres, sus crímenes contra jóvenes seminaristas, sus mentiras, sus robos y su gestión dictatorial.

 Significativamente quedaron sin mención las décadas de relación amistosa (por no decir amorosa) con la curia romana incluyendo la amistad con Pablo VI, Juan Pablo II y un sinnúmero de cardenales, obispos y monseñores, los que recibieron sobrecitos, regalos vacaciones o a quienes sólo les tocó la estudiantina. En un lapsus de proporciones colosales cuelan el mosquito y tragan una manada de camellos.

 Este “comunicado” resulta más infame todavía cuando se compara con el informe que la iglesia acaba de publicar sobre las fechorías de Theodore McCarrick, excardenal. En 155.000 palabras el Vaticano detalla su carrera, sus delitos y la actuación de las autoridades eclesiásticas a lo largo de los 60 años de quien fuera uno de los hombres más influyentes del catolicismo norteamericano. Obispos, nuncios y hasta pontífices quedan manchados por la negligencia o encubrimiento en la promoción del depredador McCarrick; El informe también menciona los pobres intentos de controlar el daño para evitar un escándalo que pudiese afectar a la Iglesia. Nombres, fechas, hechos y contextos se revelan en lo que ha de ser la primera vez que la Iglesia institucional confronta la realidad de su propia corrupción.

 Por otro lado, el comunicado del 1 de mayo del 2010 sobre los Legionarios no menciona a ninguna de las víctimas públicas, no menciona ni un sólo nombre de los ‘padrinitos’[iii] en el Vaticano, no revela los nombres de las autoridades vaticanas que recibieron regalos de Maciel, ni los nombres de los obispos sobre los cuales Maciel tenía influencia porque había participado en el proceso de su nombramiento. Omite por completo la pregunta fundamental ¿cómo pudo un delincuente como Maciel operar tan exitosamente dentro de la Iglesia por tanto tiempo?

 El tono del comunicado del 1 de mayo pone de manifiesto cómo la Iglesia se deslinda completamente del macielismo, manifiesta sorpresa como si no hubiera tenido información sobre Maciel desde los años cuarenta… o como dijo el Papa Benedicto XVI, “hasta el año 2000”. Con falso cariño el documento dice a los legionarios: “la Iglesia tiene la firme voluntad de acompañarlos y ayudarlos en el camino de purificación que les espera”,  como si la depravación macielista sólo fuese propiedad de la Legión y el Vaticano no tuviese nada que ver con los 60 años de delitos macielinos. Cual inocente cordero, la Santa Sede se presenta como juez imparcial en un caso en el cual no tiene nada que ver.

 El informe McCarrick no tiene el tono artificiosamente paternalista que emana del comunicado de los legionarios; tampoco hace promesas sentimentales de acompañamiento insustancial a los afectados. Hace un servicio auténtico a las víctimas al señalar la cultura enfermiza operante en las esferas del gobierno eclesial además de exhibir la incompetencia y cobardía a todos los niveles de autoridad. El informe desvela una realidad inquietante: que los crímenes de McCarrick son también crímenes de la iglesia. La mentalidad McCarrick refleja la mentalidad de una comunidad cristiana enferma.

 

Maciel y McCarrick manchando ya 4 pontificados

 

Después del informe sobre el caso McCarrick los afectados por Maciel o su obra han de sentir aún más abandono de parte de la Iglesia. ¿Por qué sus calvarios y angustias fueron relegados a unas miserables palabrejas dentro de un comunicado exiguo de 1030 palabras? ¿Por qué los responsables del encubrimiento de Maciel no han sido nombrados y llevados a la justicia civil y canónica? ¿Por qué la Iglesia no ha publicado aquellas miles de horas de testimonio dadas con tanta agonía a los visitadores apostólicos? ¿Por qué no se han dado a conocer los resultados de las visitas apostólicas realizadas en los años 50s? ¿Acaso las víctimas de Maciel son menos importantes que las víctimas de McCarrick?

 Ya es hora de que la Iglesia reconozca que los crímenes de Maciel son también crímenes de la Iglesia. Llegó la hora en que la Iglesia debe aceptar que la única razón por la cual un enfermo trastornado como Maciel pudo operar tan impunemente dentro de las estructuras eclesiales es porque esas mismas estructuras facilitaron el abuso, la corrupción y la podredumbre. ¡Es hora del informe Maciel!

 

P.D. Este artículo contiene exactamente 1030 palabras (excluyendo el título y las notas de referencia) y fue redactado en 4 horas. Así puedes evaluar exactamente lo que la iglesia ofreció al mundo el 1 de Mayo del 2010 como fruto de sus investigaciones, de las más de mil horas de entrevistas, de los centenares de cartas y mensajes recibidos y de los tantos testimonios que se han entregado al Vaticano desde los años 40s acerca del daño de Maciel y su obra.


[i] http://www.vatican.va/resources/resources_comunicato-legionari-cristo-2010_sp.html

[ii] La Visita Apostólica ha podido comprobar que la conducta del P. Marcial Maciel Degollado ha causado serias consecuencias en la vida y en la estructura de la Legión, hasta el punto de hacer necesario un camino de profunda revisión.

Los comportamientos gravísimos y objetivamente inmorales del P. Maciel, confirmados por testimonios incontestables, representan a veces auténticos delitos y revelan una vida carente de escrúpulos y de verdadero sentimiento religioso. Dicha vida era desconocida por gran parte de los Legionarios, sobre todo por el sistema de relaciones construido por el P. Maciel, que había sabido hábilmente crearse coartadas, ganarse la confianza, familiaridad y silencio de los que lo rodeaban y fortalecer su propio papel de fundador carismático.

A menudo, el descrédito lamentable y el alejamiento de cuantos dudaban de su recta conducta, así como la errónea convicción de no querer dañar el bien que la Legión estaba llevando a cabo, habían creado a su alrededor un mecanismo de defensa que le permitió ser inatacable por mucho tiempo, haciendo consiguientemente muy difícil el conocimiento de su verdadera vida.

[iii] https://www.aciprensa.com/noticias/papa-francisco-habla-por-primera-vez-sobre-el-escandalo-de-marcial-maciel-68745

Académicos polacos ignoran a las víctimas y a la verdad

Significativamente ninguno de los académicos habla de los otros depredadores que Juan Pablo II también protegió.

¿Y las víctimas? A estos "académicos" les ha dolido perder un héroe nacional, pero desconocen el dolor de las víctimas.

A oto pełna treść listu:

Sygnatariuszami tego listu są osoby pracujące na polskich uniwersytetach i w instytutach badawczych. W naszej pracy naukowej i dydaktycznej jesteśmy zobowiązani do szukania prawdy oraz przekazywania jej studentom. Jako obywatele czujemy się też współodpowiedzialni za prawdę jako fundament debat publicznych.

W ostatnich dniach obserwujemy falę oskarżeń wysuwanych wobec Jana Pawła II. Zarzuca mu się tuszowanie przypadków czynów pedofilskich wśród duchownych katolickich i nawołuje do usunięcia jego publicznych upamiętnień. Działania te mają doprowadzić do zmiany wizerunku osoby godnej najwyższego szacunku w kogoś współwinnego odrażających przestępstw. Pretekstem do wysuwania radykalnych żądań stał się opublikowany przez Stolicę Apostolską „Raport na temat wiedzy instytucjonalnej i procesów decyzyjnych Stolicy Apostolskiej w odniesieniu do byłego kardynała Theodore’a McCarricka”. Dokładna analiza tego raportu nie wskazuje jednak na żadne fakty, które dawałyby podstawę do powyższych oskarżeń pod adresem Jana Pawła II.

Przepaść dzieli sprzyjanie jednemu z najcięższych przestępstw od podejmowania błędnych decyzji personalnych wynikających z niepełnej wiedzy czy wręcz fałszywych informacji. Wspomniany Theodore McCarrick cieszył się zaufaniem wielu wybitnych osób, w tym prezydentów Stanów Zjednoczonych, potrafiąc głęboko ukrywać ciemną, przestępczą stronę swojego życia. Wszystko to nasuwa przypuszczenie, że pomówienia i niepoparte źródłowo ataki na pamięć o Janie Pawle II motywowane są z góry przyjętą tezą, co odbieramy ze smutkiem i głębokim niepokojem. Jako ludzie zajmujący się nauką rozumiemy potrzebę wnikliwego badania biografii wybitnych postaci historycznych. Jednak wyważona refleksja i rzetelna analiza nie mają nic wspólnego z emocjonalnym, nieopartym na racjonalnych przesłankach lub motywowanym ideologicznie rujnowaniem wizerunku.

Jan Paweł II pozytywnie wpłynął na historię świata, był w wymiarze globalnym ważnym promotorem idei wolności ludzi i narodów. Do członków Zgromadzenia Ogólnego ONZ mówił 5 października 1995 roku:

"Wolność jest miarą godności i wielkości człowieka. Życie w warunkach wolności, do której dążą jednostki i narody, jest wielką szansą rozwoju duchowego człowieka i moralnego ożywienia narodów".

Jan Paweł II odegrał ogromną rolę w procesie wyzwalania się narodów Europy Środkowej i Wschodniej spod panowania Związku Radzieckiego, był duchowym przywódcą Polaków w okresie „Solidarności” i stanu wojennego. Liczni rodacy uznawali jego wielki autorytet również w latach późniejszych. Nauczanie Papieża-Polaka zawierało idee, które wielu obywateli Rzeczpospolitej przyjęło za rozstrzygające podczas referendum potwierdzającego akcesję Polski do Unii Europejskiej. Dzięki Janowi Pawłowi II polska historia i kultura w swych najlepszych przejawach stawały się znane na całym świecie. Przemawiał z mocą do tłumów, a jednocześnie wywierał niezatarty wpływ na ludzi mających z nim osobisty kontakt. Dla katolików stanowił przykład świętości życia, dla wielu wyznawców innych religii lub niewierzących był inspiracją i ważnym punktem odniesienia.

Jan Paweł II wielokrotnie miał odwagę podejmowania działań przełomowych, zawsze budując jedność, zasypując historyczne podziały. Takimi były między innymi: wizyta w synagodze w Rzymie w 1986 r., zaproszenie przedstawicieli głównych religii świata na wspólną modlitwę do Asyżu, wyznanie grzechów Kościoła katolickiego w 2000 r. Innym doniosłym gestem, szczególnie dla nas ważnym, była rehabilitacja Galileusza, którą papież antycypował już w roku 1979 podczas uroczystego wspomnienia Alberta Einsteina w stulecie jego urodzin. Rehabilitacja ta, dopełniona na życzenie Jana Pawła II przez Papieską Akademię Nauk trzynaście lat później, była symbolicznym uznaniem autonomii i wagi badań naukowych. Jak to podkreślił sam inicjator: „Sprawa Galileusza może stać się lekcją także dla nas, przydatną w analogicznych sytuacjach, które istnieją dziś lub mogą się pojawić w przyszłości”.

Imponująco długa lista zasług i osiągnięć Jana Pawła II jest dziś podważana i przekreślana. Dla młodych ludzi, którzy urodzili się już po jego śmierci, zdeformowany, zakłamany i poniżony wizerunek papieża może stać się jedynym znanym.

Apelujemy do wszystkich ludzi dobrej woli o opamiętanie. Jan Paweł II, jak każda inna osoba, zasługuje na to, żeby mówić o nim rzetelnie. Oczerniając i odrzucając Jana Pawła II, czynimy wielką krzywdę nie jemu, ale sobie samym. Pokazujemy w ten sposób, że nie mamy szacunku dla dziejowych dokonań i najjaśniejszych kart w naszej współczesnej historii. Jeśli takie ich traktowanie nie zostanie powstrzymane, to z czasem pozostaną nam w świadomości tylko klęski i momenty hańby Rzeczpospolitej, obraz z gruntu nieprawdziwy, jednak z wszystkimi tego konsekwencjami. A z nich najpoważniejszą stanie się przekonanie następnego pokolenia, że nie ma żadnego powodu, by wspólnotę z taką przeszłością podtrzymywać.

Apel podpisali dotąd: 905 dotąd: 25 listopada 2020

Texto en castellano:

Los firmantes de esta carta son personas que trabajan en universidades e institutos de investigación polacos. En nuestro trabajo científico y didáctico, estamos obligados a buscar la verdad y transmitirla a los estudiantes. Como ciudadanos, también nos sentimos solidarios de la verdad como fundamento de los debates públicos.

En los últimos días asistimos a una ola de acusaciones contra Juan Pablo II. Está acusado de encubrir casos de actos pedófilos entre el clero católico y pide la eliminación de sus monumentos públicos. Estas acciones están destinadas a cambiar la imagen de una persona digna del mayor respeto en otra responsable de crímenes atroces. El pretexto para hacer demandas radicales fue publicado por la Santa Sede "Informe sobre el conocimiento institucional y los procesos de toma de decisiones de la Santa Sede en relación con el ex cardenal Theodore McCarrick". Sin embargo, un análisis exhaustivo de este informe no indica ningún hecho que dé lugar a las acusaciones anteriores contra Juan Pablo II.

Existe una brecha entre fomentar uno de los delitos más graves y tomar decisiones de personal incorrectas como resultado de un conocimiento incompleto o incluso de información falsa. El antes mencionado Theodore McCarrick contaba con la confianza de muchas personas eminentes, incluidos los presidentes de Estados Unidos, que podían ocultar profundamente el lado oscuro y criminal de su vida. Todo esto sugiere que las calumnias y los ataques sin fundamento a la memoria de Juan Pablo II están motivados por una tesis preconcebida, que percibimos con tristeza y profunda ansiedad. Como científicos, entendemos la necesidad de un estudio cuidadoso de las biografías de personajes históricos prominentes. Sin embargo, la reflexión equilibrada y el análisis minucioso no tienen nada que ver con la destrucción de imágenes emocional, no racional o ideológicamente motivada.

Juan Pablo II tuvo un impacto positivo en la historia del mundo, fue en la dimensión global un importante promotor de la idea de libertad de los pueblos y naciones. A los miembros de la Asamblea General de la ONU el 5 de octubre de 1995, dijo:

“La libertad es una medida de la dignidad y la grandeza humanas. Vivir en las condiciones de libertad por las que luchan los individuos y las naciones es una gran oportunidad para el desarrollo espiritual humano y la animación moral de las naciones ”.

Juan Pablo II jugó un papel muy importante en el proceso de liberación de las naciones de Europa Central y Oriental del gobierno de la Unión Soviética, fue el líder espiritual de los polacos durante la "Solidaridad" y la ley marcial. Muchos compatriotas reconocieron su gran autoridad también en años posteriores. La enseñanza del Papa polaco contenía ideas que muchos ciudadanos de la República de Polonia aceptaron como decisivas durante el referéndum que confirmó la adhesión de Polonia a la Unión Europea. Gracias a Juan Pablo II, la historia y la cultura polacas en sus mejores manifestaciones se hicieron conocidas en todo el mundo. Habló poderosamente a las multitudes y al mismo tiempo tuvo un impacto indeleble en aquellos que tenían contacto personal con él. Para los católicos, fue un ejemplo de la santidad de la vida, para muchos seguidores de otras religiones o no creyentes, fue una inspiración y un importante punto de referencia.

Juan Pablo II tuvo el coraje de emprender muchas veces acciones pioneras, siempre construyendo unidad, llenando divisiones históricas. Estos fueron, entre otros: una visita a una sinagoga en Roma en 1986, invitando a representantes de las principales religiones del mundo a rezar juntos en Asís, confesando los pecados de la Iglesia Católica en 2000. Otro gesto trascendental, especialmente importante para nosotros, fue la rehabilitación de Galileo, que el Papa había anticipado ya en 1979 durante la solemne conmemoración de Albert Einstein en el centenario de su nacimiento. Esta rehabilitación, completada a petición de Juan Pablo II por la Pontificia Academia de Ciencias trece años después, fue un reconocimiento simbólico a la autonomía e importancia de la investigación científica. Como subrayó el propio iniciador: "El caso de Galileo también puede convertirse en una lección para nosotros, útil en situaciones similares,

La lista impresionantemente larga de méritos y logros de Juan Pablo II está hoy cuestionada y tachada. Para los jóvenes nacidos después de su muerte, la imagen deformada, hipócrita y humillada del Papa puede convertirse en la única conocida.

Hacemos un llamado a todas las personas de buena voluntad para que recuerden. Juan Pablo II, como cualquier otra persona, merece que se hable honestamente de él. Al difamar y rechazar a Juan Pablo II, no le estamos haciendo un gran daño a él, sino a nosotros mismos. De esta manera mostramos que no tenemos respeto por los logros históricos y las páginas más brillantes de nuestra historia contemporánea. Si no se detiene ese trato, solo quedarán en nuestra conciencia los desastres y los momentos de vergüenza de la República de Polonia, una imagen que es fundamentalmente falsa, pero con todas sus consecuencias. Y el más serio de ellos será convencer a la próxima generación de que no hay razón para sostener una comunidad con tal pasado.

Hasta ahora, el llamamiento ha sido firmado por:

905 personas que no han investigado y sólo han leído un informe... al 25 de noviembre.

Significativamente ninguno de los académicos habla de los otros depredadores que Juan Pablo II también protegió.

Los firmantes asumen que se trata de una difamación. Poco "académico" es quien antepone sus prejuicios a la investigación y a los hechos.

Al negar la verdad, el primero en dañar la propia dignidad es uno mismo. Los firmantes hablan de honestidad y de respeto a los logros históricos; ¿y el respeto a las víctimas?

Friday, November 13, 2020

¿Por qué “tantos” legionarios siguen en la Legión?

Desde 2006, casi 800 miembros han abandonado la congregación de los Legionarios. 2006 fue el año en el que el Vaticano ‘invitó’ a Maciel (Bollettino Sala Stampa[1], 2010) a una vida de oración y penitencia sin explicitar las acusaciones hechas en su contra ni mencionar a las víctimas de este gran mecenas de la Santa Sede (Aristegui 2012).

¿Por qué tantos han abandonado una congregación que había sido alabada varias veces por San Juan Pablo II[2] ? El grupo que había crecido exponencialmente a inicios de la década y que se jactaba de haber vencido la disminución de vocaciones en la iglesia, ¿por qué perdía tantos miembros?

 

Una reacción anormal a una situación anormal es el comportamiento normal.Viktor Frankl


Quizá algunos la habrían abandonado por la inadecuada respuesta de los Superiores a la crisis surgida por las revelaciones de la vida del Fundador. Algunos más se habrían ido porque las autoridades de la Legión y del Vaticano trataban de rebeldes a los que pedían transparencia. Otros, posiblemente, ya tenían razones personales que se hicieron nítidas durante el tiempo de crisis y aprovecharon la coyuntura para discernir un nuevo camino en la vida. Es posible también que algunos despertaran a la realidad de la supresión de los derechos humanos por parte de los Superiores (lectura de la correspondencia, obediencia inhumana, elitismo, favoritismo y racismo, distanciamiento de la familia, carencias en la formación intelectual y afectiva, fraudes en los documentos y sistemas administrativos, clasificación de personas y de miembros, etc.) y ya no podían vivir bajo una dictadura espiritual (Bollettino Sala Stampa 2010, 4 b).

Pero la pregunta «¿por qué han abandonado la congregación?» es quizás una pregunta incorrecta dado que el comportamiento normal frente a una situación tan anormal sería abandonar la congregación.

La pregunta más adecuada es: «¿por qué tantos han permanecido en la Congregación?».

El tema es digno de estudio y la pregunta intentará encontrar respuesta en estudios y ensayos de psicólogos, psiquiatras, sociólogos y otros estudiosos de fenómenos religiosos y cultuales. ¿Por qué tantos han permanecido en la Congregación? ¿Por qué? ¿Por qué, después de las revelaciones sobre el Fundador y las subsecuentes revelaciones de abuso, encubrimiento, fraude y paraísos fiscales, muchos siguieron optando por la vida legionaria? Vamos a explorar algunas posibles respuestas a esta pregunta.

Los continuadores de la obra de Marcial Maciel

 

Los que no tenían lugar

Los que no tenían ningún lugar a dónde irse. Algunos legionarios habían estado en la Legión desde su infancia. Muchos entraron en el seminario menor a temprana edad (la congregación aceptaba miembros desde los 10 años). Ya no tenían relaciones afectivas con sus familiares ni tenían una red social fuera de la Congregación. Cumplían cabalmente con los síntomas de una dependencia emocional. Varios tenían una dependencia enfermiza de la persona de Maciel o la institución (para información sobre la dependencia emocional puede leerse “Perfil psicopatológico de pacientes con Dependencia Emocional”[3]. Estos hombres no podían imaginarse fuera de la Legión.

Además de la dependencia emocional se presentaban problemas de tipo práctico; no tenían posibilidad de un ingreso económico fuera de la comunidad, no tenían pensión ni seguro social en ningún país. La congregación no había cubierto las cuotas de la seguridad social. Hombres de cincuenta, sesenta o setenta años se encontraban con la triste realidad de ser prisioneros de una de las organizaciones más corruptas en la historia eclesial “cuya mera existencia es una vergüenza para la Iglesia”  (Davis 2020) pero una vida fuera sencillamente no les era posible.


Los que habían participado

Además de esta primera categoría también estaban los que no podían abandonar la congregación porque ellos mismos habían participado en el abuso de otros. A partir de 2006 han ido apareciendo públicamente más escándalos perpetrados por parte de los legionarios. No hay mes en que no aparezca un “periodicazo”. Algunos de los abusados se convirtieron en abusadores. Maciel logró crear una cultura de ‘omertá’ apoyada en los votos secretos de los legionarios que había facilitado el abuso durante décadas y había marginado a todos los que hicieron un intento de desenmascarar a los abusadores. “Nuestro Padre” (como se le llamaba al interno del grupo) se había rodeado de generales leales a ultranza y los que compartían sus gustos. ¿A dónde podían ir?  El caso reciente del abusador Fernando Martínez Suárez  (Verza and Perez 2020) ilustra esta cohorte de legionarios abusados, abusadores, encubridores y encubiertos. Entre las filas de la Legión bastantes legionarios sabían lo que había pasado en la Congregación a lo largo de los años. Directores espirituales, que eran también superiores, escuchaban a víctimas en dirección espiritual y confesión. Directores territoriales (provinciales) cambiaban de sitio a abusadores y miembros del gobierno de la Legión. Superiores y responsables legales o administrativos han sido acusados de ofrecer dinero a víctimas a cambio de silencio (Caso Reséndiz - Gallizia[4], caso LeBlanc - Acevedo).

 

Los de la Casta

También estaban los que habían sido parte de la elite legionaria durante años y gozaban de los privilegios de la casta (viajes, cuentas bancarias personales, tarjetas de crédito personales, ‘permisos especiales’, los miembros del ‘Pink team’). Esperaban seguir con su estilo y ritmo de vida sin tener que someterse a los rigores de una vida ordinaria. ¿A dónde podían irse los conferencistas estrella, los consejeros extraordinarios, los nuncios, los de encargos especiales, los de puestos indefinidos y los que gozaban de prestigio dentro de la congregación? 

 

Los que viven en una distorsión de la realidad

Quienes llevan muchos años en la Congregación y han llegado a creer en tantas afirmaciones hechas por los Superiores que perciben la realidad de modo distorcionado. Y después de varios años han llegado a vivir una codependencia existencial, afectiva y emocional que los hace capaces de eludir la realidad con tal de quedarse en un mundo de seguridades institucionales y motivacionales.

 

Los sinceros y los ingenuos

Finalmente están los que verdaderamente creen que pueden servir a Dios en la Congregación. Algunos lo hacen sin verdadera conciencia y a otros no les ha importado que la congregación sea un híbrido que ha surgido de la intervención vaticana (la primera congregación ‘Frankenstein” en la historia de la Iglesia). En este grupo hay dos tendencias; quienes tienen la creencia de que Dios puede escoger a un abusador psicópata para transmitir un carisma a la Iglesia y quienes no piensan mucho en ello y miran más la intervención vaticana con una creencia semejante. Posiblemente ni los sinceros ni los ingenuos han comprendido aún el enorme daño que la Legión ha hecho a sus víctimas ni el estrago que ha hecho a la credibilidad moral y espiritual de la Iglesia Católica, y a la memoria de Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. Los sinceros ciertamente pueden ser hombres de excepcional virtud y humildad con una gran rectitud de intención, pero queda la duda sobre su determinación en una situación tan anormal.

 

Schindler se alejó de la anormalidad nazi.

Una reacción anormal a una situación anormal es el comportamiento normal.” (Viktor Frankl, El Hombre en Busca de Sentido”).

De esta reconocida frase de Viktor Frankl puede deducirse que la reacción normal de personas normales en situaciones anormales es distanciarse de la anormalidad. Es decir, ninguna persona “normal” ingresaría a una organización fundada por un criminal.

Muchos[5] legionarios han permanecido en la Congregación después del peor escándalo de corrupción en la historia de la Iglesia contemporánea; esto ofrece a los estudiosos un caso único para estudiar a quienes han optado por permanecer en la situación anormal y así tratar de explicar desde la perspectiva de la psicología, psiquiatría, sociología o teología el motivo de su actuación.

Sirva esta reflexión como una introducción a la pregunta: ¿Por qué “tantos” Legionarios han permanecido en la Congregación fundada por Marcial Maciel? Invitamos a todos a contribuir con sus investigaciones, opiniones o teorías sobre esta cuestión.

 

Trabajos citados

Aristegui. 2012. «Las Limosnas Millonarias de Maciel; 1mdd a Juan Pablo II.» Aristegui Noticias. 5 de Noviembre. Último acceso: 7 de Noviembre de 2020.

https://aristeguinoticias.com/0411/mexico/las-limosnas-millonarias-de-maciel-le-dio-1-mdd-a-juan-pablo-ii

 

Davis, Michael Warren. 2020. «Supress the Legion of Christ.» Crisismagazine.com. 21 de Febrero. Último acceso: 6 de Noviembre de 2020.

https://www.crisismagazine.com/2020/suppress-the-legion-of-christ

 

Ferraella, Luigi. 2019. «Abusi su due ragazzi al seminario dei Legionari di Cristo: 7 anni all’ex rettore.» Milano.corriere.it. Luigi Ferraella. 27 de Marzo. Último acceso: 7 de Noviembre de 2020.

https://milano.corriere.it/19_marzo_27/07-interni-luigicorriere-web-milano-d4be7d9e-50c9-11e9-bc24-e0a60cf19132.shtml

 

Frankl, Viktor. 2008. Man's Search For Meaning. eBook, Kindle Version. Random House.

Juan José Santamaría, Laura Merino, Elena Montero, Marga Cano, Teresa Fernández, Pere Cubero, Olatz López y Vega González-Bueso. 2016. Perfil psicopatológico de pacientes con Dependencia Emocional.

 

Juan Pablo II. 2004. «Vaticano.va.» FUNDADOR, DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II A LOS LEGIONARIOS DE CRISTO CON OCASIÓN DEL 60° ANIVERSARIO DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DE SU FUNDADOR. DISCURSO DEL SANTO PADRE JUAN PABLO II A LOS LEGIONARIOS DE CRISTO CON OCASIÓN DEL 60° ANIVERSARIO DE LA ORDENACIÓN SACERDOTAL DE SU FUNDADOR. 30 de Nov. Último acceso: 31 de Oct de 2020.

http://www.vatican.va/content/john-paul-ii/es/speeches/2004/november/documents/hf_jp-ii_spe_20041130_legionaries.html

 

Vaticano. 2010. «Comunicado de la Santa Sede Sobre la Visita Apostolica a la Congregacion de los Legionarios de Cristo .1 De Mayo De 2010.» Vaticano.va. 1 de Mayo. Último acceso: 6 de Noviembre de 2020.

http://www.vatican.va/resources/resources_comunicato-legionari-cristo-2010_sp.html

 

Verza, Maria, y Sonia Perez. 2020. «10 years after Vatican reform, Legion of Christ in new abuse crisis.» Pressdemocrat.com. SONIA PEREZ D. MARIA VERZA. 20 de January. Último acceso: 7 de November de 2020.

https://www.pressdemocrat.com/article/news/10-years-after-vatican-reform-legion-of-christ-in-new-abuse-crisis/

 

«Comunicado vaticano sobre el fundador de los Legionarios de Cristo.»  Oficina de prensa Santa Sede. 19 de Mayo. Último acceso: 29 de Octubre de 2020.

https://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2006/05/19/0256/00749.html

 

 



[1] http://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2006/05/19/0256/00749.html

[2] En el artículo http://liberabitveritas.blogspot.com/2014/04/el-postulador-de-juan-pablo-ii-y-la.html se incluyen algunos videos y testimonios.

[3] SANTAMARÍA, Juan José, Perfil Psicopatológico de Pacientes con Dependencia Emocional, 2016

[4] http://liberabitveritas.blogspot.com/2018/06/caso-resendiz-gallizia.html

[5] Se considera muchos más de 100, pues lo normal sería alejarse de una situación “anormal”.